Sí, claro.

No es difícil ni costoso perder peso. Sólo hay que tener claros tres principios y seguirlos durante una semana. Estas pautas te ayudarán a perder hasta 2 kilos si las sigues durante siete días. Si puedes alcanzar tu primer objetivo, lo lograrás. Te motivará para seguir adelante y perder más peso. No necesitas curas milagrosas ni dietas de moda para perder peso. La única manera es quemar más calorías de las que comes. Es fácil. Le mostraremos cómo hacerlo rápidamente y sin hacer ningún sacrificio. Es fácil perder peso. Debemos quemar 500 calorías más al día de las que consumimos. Podemos hacerlo introduciendo pequeños cambios en nuestra rutina diaria. Come mejor, muévete más y perderemos unos cuantos kilos.

Toma el cuerpo de Fyron: Fyron Body Original.

Mentalización

Sólo se necesita una semana para tomar una decisión. Fija tu objetivo a corto plazo si realmente quieres conseguirlo. En tan solo una semana, verás los resultados y estarás motivado para continuar. Debes pesarte todos los días. Puedes mantener tu objetivo en mente pesándote cada día en ayunas. Puedes hacer un seguimiento de tu peso con una báscula digital hasta que alcances tu objetivo de dos kilos.

Alimentos

Aumente su consumo de frutas y verduras. Empieza cada comida con un plato de verduras. Puedes comer todos los que quieras hasta que estés satisfecho. Se sentirá satisfecho durante más tiempo gracias al contenido de fibra de las verduras. Esto evitará que pique y tenga hambre entre comidas. Acompaña siempre tus comidas con ensalada, ya sean huevos, pescado o carne magra. Abstenerse de comer pan blanco o pasta refinada. Debe eliminar el arroz, la pasta, las patatas y el pan de su dieta durante una semana. Si decide reintroducir estos alimentos en su dieta después de la primera semana, asegúrese de que no estén hechos con harina refinada. Bebe mucha agua. Limite su consumo de bebidas energéticas, refrescos y bebidas isotónicas. No son cero. Cada una contiene al menos 100 calorías. Sin embargo, por mucho que bebas agua, tu consumo de calorías seguirá siendo de 0 calorías. Puedes añadir unas rodajas de limón para hacerlo más interesante. Tómate el café una hora antes de ir a trabajar. La prueba de la manzana. Puede que incluso sientas hambre si comes una manzana. No tienes que comer si no tienes hambre. Si no tienes hambre, no es porque estés aburrido. No te saltes las comidas. Comerás más si te saltas las comidas. Sentirás hambre si te saltas una comida. Debes renunciar a los postres después de las comidas. Consumirás menos calorías que con los dulces que engordan y no aportarán ningún valor nutricional. Come las frutas que más te gusten, y todas las que quieras.

Ejercicios

Durante un mínimo de treinta minutos al día, 1Cardio debe hacer ejercicio. Para quemar más calorías, también hay que moverse. Bastará con caminar y moverse durante una hora al día si no está acostumbrado a hacer deporte. De este modo, quemará aproximadamente 350 calorías por hora. El ejercicio alternativo es una mejor opción si estás acostumbrado a hacer ejercicio aeróbico. Media hora al día es suficiente. 8 minutos de calentamiento y 15 minutos de ejercicio a intervalos. En este ejercicio, alternas entre 1 minuto de ejercicio más duro y 1 minuto de ejercicio más lento. A continuación, enfríe durante 7 minutos. Quemarás más calorías si tienes más músculo. Por eso recomendamos el siguiente plan. Realice los siguientes movimientos tres veces por semana, realizando 10 repeticiones cada uno.

Fondos

Para empezar: Colócate a unos metros de distancia del marco de una puerta abierta y pon las manos en el suelo. A continuación, mueve tu cuerpo hacia la puerta y aléjate de ella empujando tus manos contra la misma. Intermedio: En posición de rodillas, coloca las dos manos en el suelo y levanta el cuerpo.

Avanzado: Túmbese boca abajo y apoye las manos y los pies en el suelo a la altura del pecho. A continuación, levanta el cuerpo y bájalo en línea recta, de modo que la barbilla casi toque el suelo.

Sentadillas

Comienza: Siéntate en una silla y luego ponte de pie. Si es necesario, puedes apoyarte en algún lugar para sostener tu cuerpo.

Intermedio: Con las piernas dobladas en ángulo recto, apóyate en una pared dándole la espalda. Mantén esa posición durante 10 segundos.

Avanzado: Colócate con los hombros separados y baja las piernas hasta que estés a 90 grados. Las rodillas no deben sobrepasar los pies por delante.

Crunches

Inicio: Ponte de pie, mantén la posición durante 15 segundos y luego pasa a la siguiente. Continúe apretando lo más fuerte posible durante 5 segundos y luego relájese.

Intermedio: Túmbese boca abajo y apoye los antebrazos y las puntas de los pies en el suelo. Mantén la posición durante 10 segundos presionando el abdomen.

Avanzado: Sentado en el suelo, apoya los pies y las manos para poder formar un arco. El cuerpo debe elevarse de forma que la tabla quede paralela al suelo. Durante cinco segundos, apriete la zona abdominal, los glúteos y los isquiotibiales. Vuelve a la posición original, luego baja y continúa el movimiento.