Las quemaduras solares pueden ser muy dolorosas, si es que alguna vez has tenido una. La gente puede experimentar una piel roja y caliente, así como náuseas, deshidratación y ampollas. Puedes evitarlo utilizando protección solar y manteniéndote alejado de la luz solar directa durante largos periodos de tiempo. Si acabas sufriendo una quemadura solar...